Leyendo
Bonasport Los beneficios psicológicos de la práctica del tenis

Bonasport
Los beneficios psicológicos de la práctica del tenis

 

 

 

 

 

Las personas que juegan al tenis son más optimistas, enérgicas, tienen más confianza en sí mismas y  sufren menos depresiones, ansiedad y tensiones, comentábamos en uno de nuestros números anteriores. El reconocido psiquiatra Valery Khaykin, referente internacional, es una de las personas que más y mejor nos pueden hablar al respecto.

Campeón de Moscú en su juventud, tuvo que dejar la alta competición para dedicarse por completo a las exigencias de sus estudios universitarios. Una decisión clave en su vida, ya que renunció  a todos los privilegios y la fama de los que gozaba en la antigua URSS como deportista de élite -disponer de un piso en aquel país por ejemplo-. Una decisión muy meditada que le sirvió para triunfar en su profesión y en los negocios. Este paso no significa que abandonara la práctica del tenis, al contrario, nunca ha dejado de jugar y entrenar al máximo nivel hasta el día de hoy, solo que no lo hiciera profesionalmente. ¡Es uno de los secretos de su éxito!

 

Valery Khaykin junto a los tenistas Miguel Mora y Manolo Orantes

-¿Qué beneficios destacarías en un deporte tan individual?
Aunque en la pista está solo el jugador, en realidad es un juego de equipo, pues alrededor de él está el entrenador, el preparador físico, el fisioterapeuta… Todos son imprescindibles para conseguir el éxito.
Es un deporte que entre muchas cosas te enseña a tener valores y respetar las tradiciones, a conseguir equilibrio y control en la vida, a tomar las desiciones acertadas, a desconectar y priorizar (imposible jugar bien si se está pensando en el trabajo)…, a ser la misma persona fuerte en la pista que en la vida.
Incluso está demostrado científicamente que el tenis en concreto es un deporte que influye positivamente para hacer frente a enfermedades como el cáncer.

-El jugar solo en la pista ayuda a aprender a asumir la propia responsabilidad, sin embargo muchas veces…
El tenis te educa en unos valores. Cuando un jugador rompe la raqueta es una falta de respeto. Eso significa que los entrenadores no le han sabido trasmitir bien “la cultura del tenis”. Considero que al margen de las sanciones económicas que acarrea este comportamiento a un jugador que actúa así no se le debería permitir cambiar la raqueta durante el resto del partido. Es enseñanza.
Además es un error estratégico porque muestras a tu oponente que estás listo… ¡para perder el partido! Delatas tus emociones, y es una señal de debilidad.
Un jugador profesional debe tener un comportamiento modélico, ya que es un ejemplo para la sociedad y los niños. Tienen esta responsabilidad. Y según cómo la gestionas en la pista lo haces en tu día a día.

-En la competición de élite siempre se comenta que muchos partidos se ganan por la “fuerza mental”.
Ser fuerte mentalmente es importante para afrontar la vida en general. Y el deporte es un “modelo de vida”, no es “algo” que exista al margen. Por eso no se debería separar una psicología específica del deporte, ya que entrenas las situaciones que se dan en la vida y aprendes a gestionarlas inteligentemente.
Una persona fuerte lo será en la pista y fuera de ella -un ejemplo es Rafael Nadal-. Cuando físicamente el cuerpo no responde es la cabeza la que hace que saques un partido adelante, o superes un momento de debilidad.
Federer es el número uno por su cerebro y por su fuerza de voluntad, no por su físico. Ha sabido incluso priorizar en cada momento en lo profesional y en lo personal, hasta el punto que llegado el día, decidió que lo primero tenía que ser su familia, y renunció a luchar por seguir manteniendo la primera posición del ranking.

 

 

-Este deporte no acepta el ruido ambiental: se juega en silencio absoluto.
Pocos tenistas pueden aguantar la presión del publico. ¡La concentración es muy importante!
Pero volvemos a recordar que el tenis es cultura y educación.
Wimbledon es el mejor campeonato del mundo porque ha sabido mantener y transmitir las tradiciones originales del tenis, adaptándose ligeramente a los nuevos tiempos.
Es inimaginable gritar en la tribuna, romper la raqueta o utilizar según que vestimenta. Hay momentos en los que están aceptados ciertos excesos pero porque no perjudican la esencia de la cultura del tenis, ni por supuesto el desarrollo de la competición.
Hay otros torneos de tenis en los que actualmente el ruido del público se asemeja más al de un campo de futbol, así como el comportamiento y show de los jugadores. Esto no favorece ni al deporte ni lógicamente a la obtención de buenos resultados.
¡Cultura y educación, en el tenis y en la vida!

-Este control de las emociones en la práctica deportiva, ¿cómo lo podemos trasladar a nuestro día a día?
Uno tiene que saber con qué limitaciones se encuentra en cada momento y aprender a identificarlas y contrarrestarlas desarrollando otras habilidades.
Si estás en un partido que hace mucho viento debes pensar que juegas con el viento -cómo aprovecharlo- no contra él.
Si tienes alguna lesión que físicamente no te permite tener la misma resistencia que tu adversario, no buscaras un partido físico, tendrás que trabajar y mejorar la técnica.

-Planificar la táctica, estudio del adversario…, ¿estrategia válida para los negocios?
El tenis te enseña a tomar decisiones a tiempo, en el momento adecuado. Aprendizaje que luego puedes llevar fuera del deporte, y a los negocios en particular.
Al entreno se tiene que ir a trabajar, y disfrutar cuando el golpe te sale bien. Porque en todo no solo es importante el proceso si no el resultado -en el tenis puedes no disfrutar en el proceso pero el resultado puede ser maravilloso-.
En la pista entrenas el “concentrarte» en la pelota, pero a la vez con la vista lateral debes controlar la “estrategia” de tu rival, sus movimientos, y saber qué está pasando en toda la pista, conocer el “entorno”. Esto te permite en el último momento, cuando vas a golpear la pelota, “decidir” con un giro de muñeca a dónde dirigir la pelota en cada situación, para seleccionar y conseguir el “golpe ganador.”

-¿Competir es bueno a nivel psicológico?
Más que competir es jugar o entrenar con la presión de querer ganar o mejorar. Es una motivación. Sentirla y gestionarla sirve para que aprendas y te superes.

-¿Nunca es tarde para aprender?
Efectivamente no existe edad para empezar, Obviamente depende de a qué nivel quieres llegar, y es verdad que es un deporte muy técnico, pero no solo se puede aprender de niño. Es más una limitación que nos ponemos a nivel personal o social más que real.

-Siempre has sido un gran jugador de tenis, ¿qué te aporta su práctica en estos momentos?
Ahora con las limitaciones de salud propias de la edad, ante cualquier incidencia u operación médica, me sirve para enfrentarme a esta situación de manera positiva y agilizar mi recuperación, gracias a mi entreno mental y físico de tantos años jugando a tenis ininterrumpidamente, y a la ilusión de pensar en volver a la pista lo antes posible. ¡He llegado a entrenar sentado en una silla, durante ciertos procesos de convalecencia!
Además como hemos comentado anteriormente, cuando no puedes utilizar al cien por cien tu cuerpo, lo que haces es centrarte en mejorar tu tenis para contrarrestar estas limitaciones.
También tengo unos magníficos entrenadores de Bonasport -Miguel Mora y Marc Chiva-, profesionales con experiencia al máximo nivel, que me exigen mucho y es una motivación extra para mi, un reto de superación cada día.
Siempre estoy listo para jugar. ¡En la vida se tiene que estar siempre preparado!

 

 

Volver al inicio

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar