Leyendo
BS Beauty Space El drenaje linfático manual te ayuda a “limpiar” tu cuerpo

BS Beauty Space
El drenaje linfático manual te ayuda a “limpiar” tu cuerpo

 

 

 

 

Para liberar nuestro organismo de las toxinas que se van acumulando en el día a día, contamos con esta terapia que consiste en un tipo de masaje suave, rítmico y preciso que actúa sobre el sistema circulatorio mejorando el retorno venoso, la circulación de la linfa, y por supuesto, la circulación arterial.

La acción más importante del drenaje linfático manual, es la evacuación del líquido excedente intersticial, y con él, sustancias nocivas, consiguiendo ser un gran aliado para liberarnos de la retención de líquidos, el edema y la inflamación.

Pero también actúa a nivel del “sistema nervioso e inmunitario” de tres maneras principalmente:

1. Simpaticolitítica:
Inhibe el sistema nervioso simpático, que es el encargado de mantenernos en alerta, y esto favorece al sistema nervisoso parasimpático, encargado del descanso y el relax.

2. Analgésica:
Al reducir el volumen del líquido intersticial, disminuye con ello el estímulo sobre las terminaciones nocioceptivas (del dolor), y la presión ejercida sobre los mecanoreceptores. Todo esto hace que el cerebro de prioridad al placer, disminuyendo el dolor.

3. Inmunitaria:

Mejora la producción de anticuerpos y el funcionamiento del sistema inmune.

 

 

Gracias a estas “actuaciones”, el masaje linfático aporta muchos y variados beneficios a la salud, estando especialmente indicado:

-Luchar contra la celulitis. La famosa piel de naranja aparece cuando los depósitos de grasa de los adipocitos presionan los vasos linfáticos, dificultando la circulación linfática.
-En casos de inflamación en extremidades, piernas cansadas y pies edematosos.
-Durante el embarazo para la prevención de las retenciones provocadas por los cambios hormonales, la aparición de estrías, descargar de piernas…
-Para mejorar la presentación de las cicatrices, y ayudar con la cicatrización postquirúrgica.
-Favorecer la cura del acné y la cuperosis.
-Ideal para la eliminación de edemas y hematomas e impulsar la regeneración de los tejidos en general, y después de una cirugía en particular
-Mejorar la lactancia. Evita mastitis, y la obstrucción de los conductos lactiferos.
-Cuando se sufren migrañas, dolores de cabeza, vértigo, etc.
-Si se padecen enfermedades crónicas de las vías respiratorias, como rinitis, sinusitis, faringitis y amigdalitis.
-Muy indicado para la recuperación de deportistas.
-Así como para tratar artritis, artrosis y afecciones de partes blandas.

Y si además todavía queremos mejorar más los resultados de esta terapia, el drenaje linfático manual podemos combinarlo con la presoterapia, ideal para eliminar líquidos y mejorar la circulación sanguínea, lo que contribuye, por ejemplo a calmar el dolor en las varices y en el resto de las piernas

 

Volver al inicio

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar