Leyendo
La hiperactiva presentadora Laia Ferrer, la primera mujer en seguir los mundiales de F1

La hiperactiva presentadora Laia Ferrer,
la primera mujer en seguir los mundiales de F1

as

Con su trabajo en las retransmisiones de televisión del Mundial de Fórmula 1, consiguió una visibilidad y reconocimiento global, pero esta profesional del periodismo, presentadora, profesora de yoga, madre…, puede con todo. ¿Quién se atreve a retarla?

s

-¿Siempre quisiste ser presentadora?
Sí y no. Siempre me ha gustado todo lo que tiene que ver con la comunicación. De pequeña me grababa hablando en cintas de casete, me inventaba que leía noticias, hacía teatro, me gustaba subirme al escenario… Pero no tenía claro si tirar por el lado de la interpretación, estudiar para ser actriz o para ser presentadora. Hasta que cuando estaba estudiando segundo de bachillerato tuve claro qué me gustaba más, y me decante por el periodismo. Y aquí estoy, ¡encantada!

-¿Recuerdas tus comienzos?
Empecé en la radio, y en aquellos momentos no se me pasaba por la cabeza hacer televisión. Pero una cosa me llevo a la otra. Tras tres o cuatro años en la radio y me salió la oportunidad de hacer un casting para TV3 y me lancé.
En la radio no tienes tanta presión porque pasas más desapercibido -al final solo eres tu voz-. Mientras que en la televisión hay mil factores: el tema de la voz, la imagen, el montar videos, el saber grabar…, muchísimas cosas.
Recuerdo aquellos momentos con mucha emoción porque al final era como un sueño hecho realidad, pero también los nervios, y las inseguridades propios de los inicios, que controlas con el tiempo y la experiencia.

s

s

-Te convertiste en una de las caras más conocidas de las retransmisiones de los grandes premios de F1. ¿Echas de menos el mundo del motor?
La etapa de la Fómula 1 la echo de menos bastante, por no decir mucho: El pisar los circuitos, los viajes, el contacto con todo el entorno… Fueron ocho años y me encantó. Pero es muy duro: siempre viajando de un lugar para otro, nunca estás en casa, y te pierdes muchas cosas de tu familia y de tus amigos. Y cuando llegó el momento de ser madre tuve que dejarlo.
Por lo que te diría que sí lo echo de menos pero con nostalgia, y sin querer volver. En estos momentos, no me veo con mis dos hijos pequeños otra vez de hotel en hotel, de país en país constantemente…, con todo lo que eso implica.
Y del mundo del motor en general no me he desvinculado. El año pasado lideré el equipo de las retransmisiones de las Woman Series -dirigí el programa, lo presenté-. Y tengo muchos amigos que siguen en los circuitos, incluso pilotos, que cuando pasan por Barcelona quedo con ellos para cenar. Después de tantos años hice unos vínculos muy fuertes con mucha gente de ese mundo.
Como digo yo: “Llevo gasolina en las venas y esto no me lo va a quitar nadie”.

-Conseguiste destacar en el entorno de un deporte mayoritariamente masculino…
Siempre explico y cuento que efectivamente es más masculino. Es obvio. Pero de puertas para dentro, hay muchísimas mujeres trabajando. Cuando yo empecé habían muchas otras chicas que hacían lo mismo que yo en otras televisiones y me ayudaron. Nunca me sentí mal, al contrario.
Pero sí que es verdad que de cara al espectador -aunque ahora ya está cambiando- tenían la imagen de que una mujer periodista estaba ahí por su cara bonita. Cuando yo seguía el mundo del motor desde pequeñita porque mi padre era un fan y sabía igual o más que algunos de mis compañeros. Igual que reconozco que de Françesc Rosés y Josep Lluís Merlos, que llevaban muchos años aprendí mucho.
Cuando te encuentras en mi situación, cuando eres una mujer que trabaja en un mundo más de hombres -en este caso del deporte-, creo que a quien tienes que demostrar más es a los espectadores, porque en el entorno de trabajo te ven desempeñando tus tareas en el día a día y no te cuestionan para nada.

s

s

-Habrás vivido muchas anécdotas con los pilotos, los equipos…
La verdad es que sí. Por ejemplo, me acuerdo que con Fernando Alonso, una vez en Bahrein, coincidía que los hoteles en el que estábamos el equipo de TV3 y en el que se alojaba el equipo de Fernando estaban cerca, y justo cada día nos encontrábamos en los coches en la carretera de camino al circuito. Mi productor, que conducía nuestro coche, siempre se picaba e intentaba ganar a Alonso, que conducía el suyo, en el que iba con con su manager y su fisio. Evidentemente siempre nos dejaba atrás, porque en conducir nadie lo supera.

-Alguien a quien te haría especial ilusión entrevistar.
Es una pregunta que me cuesta responder, después de entrevistar a tanta gente interesante -todos lo pilotos de la Fórmula 1, todos los jugadores del Barça…-. Pero quizás me gustaría entrevistar, charlar tranquilamente con Ricky Rubio.

-¿Cómo consigue destacar una presentadora en televisión hoy en día con tanta competencia?
En mi caso tuve suerte porque fui la primera mujer en España, no solo en Cataluña, en seguir el mundial de Fórmula 1. Por este motivo ya destaqué. Después me siguieron Nira Juanco, María Serrat, Noemí.. Pero luego el trabajo está en demostrar día a día que vales, que sirves para esto.

-En tu instagram además de imágenes presentas escritos que no te dejan indiferente.
Decidí incluir fotos de yoga, porque aparte de periodista soy profesora de yoga -me saqué el título hace tres años-, una frase para reflexionar y otra imagen mía. Los escritos son algunos que me llegan, otros que leo, que me inspiran, y otras frases mías.

-¿Te preparas de alguna manera especial antes de ponerte delante de la cámara?
La verdad es que no. Sí que me trabajo los guiones, las entrevistas, me preparo los videos que tengo que hacer, pero para mi ponerme delante de la cámara ya es algo tan natural que no me requiere ningún tipo de preparación especial.

s

s

-Ahora participas habitualmente en un programa de entretenimiento y actualidad enTV3.
Por las tardes, en un “magazine”. Estoy en la parte del final que es más de “entretenimiento” y tocamos temas más culturales -cines, teatros, museos, libros…-. Como antes te he dicho también me hubiera gustado ser actriz, y claro, todo esto me gusta mucho.
Y los viernes presento la primera parte del programa en la que hacemos una tertulia hablando de la serie de TV3 “Com si fos ahir”.
Pero cada día hago temas diversos. ¡Me encanta y me lo paso súper bien!

-Eres una súperdeportista capaz de enfrentarte a un triatlón o a posturas imposibles de yoga.
¿Cómo te mantienes tan en forma?
Practicando mucho deporte, tres o cuatro veces a la semana -intento no fallar-. Hago casi cada día yoga o un poco de meditación por la noche. Y luego ¡me apunto a todo!. Soy un poco hiperactiva: pilates, pádel, crosfit, snow… Siempre digo que “no soy buena en nada pero se me da bien todo”, en cuanto a los deportes.
El hacer un triatlón me lo puse como reto para recuperar la forma después de tener a mis dos hijos. Hice dos en Barcelona y la Behobia -que es como una medio maratón- de San Sebastián.

-Además acudes al Club Bonasport siempre que puedes.
Ya son años los que voy al club. Las instalaciones son brutales. Voy sola, con familia, con amigos… A la que puedo apunto a los niños a cualquier “casal” que organizan. Me encantan las clases y los entrenadores.
¡Ahora ya no podría vivir sin Bonasport! Es mucho más que un gimnasio: es un club social y familiar. Ideal como plan para el fin de semana, y su piscina en verano -¡yo no me muevo de ahí!-.

-Próximos retos.
A nivel laboral seguir como estoy, porque me encuentro muy a gusto en el programa en el que participo actualmente
Y a nivel de deporte algún reto me voy a marcar. Quizás una triatlón en la categoría “olímpica”, pero requiere muchas horas de entreno y tengo que ver si consigo “rascar” horas de donde sea. Además en dos meses cumplo 40 años y sí quiero hacer un reto deportivo del cual me sienta orgullosa.

s

s

EN PRIMERA PERSONA

-Inicias el día.
¡Con un café!

-Libro o televisión.
“Muchas vidas muchos maestros”, un libro que me cambió la forma de ver la vida.

-Cómo defines tu estilo vistiendo.
Casual siempre, ante todo comodidad -risas-.

-Para ti es imprescindible.
La sinceridad

-Canción preferida.
Últimamente no dejo de escuchar “Chamberí de Marlon”.

-Tu mayor hobbie.
Tengo muchos, todos relacionados con el deporte: snow, pilates padel, crossfit…

-Ciudad ideal.
Barcelona siempre. Aunque también me alucinan Nueva York, Roma, Sidney.

-Qué te hace irresistible.
Creo que mi naturalidad, mi sentido del humor y mi optimismo.

-Un regalo con el que siempre acertarían.
¡Chocolate!

-Un reto que hayas conseguido.
“La Behobia», que corrí con el equipo Adidas

-Te gustaría haber sido.
Me habría encantado ser cantante, me gusta muchísimo cantar, pero por desgracia… ¡Desafino! -risas-

-Si tuvieras que cambiar algo de tu físico ahora, ¿qué sería?
¡Buuf! Cambiaría algo, pero he aprendido a quererme y a aceptarme tal y como soy.

-De tu carácter qué controlarías.
Que soy muy impulsiva.

-Un destino para perderte.
Cualquiera que tenga playa.

-Una mujer debe ser…
¡Una mujer debe estar empoderada!

-Cuál es tu secreto de belleza.
Tengo muchos, pero si los cuento entonces no sería un secreto.

-Qué esperas del futuro.
Seguir siendo feliz como ahora, disfrutando de mis hijos, mi familia, mis amigos y mi trabajo.

-Acabas el día.
Con una pequeña meditación.

s

Volver al inicio

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar