Leyendo
Albert Ribas, el gentleman driver que más sabe de superdeportivos

Albert Ribas,
el gentleman driver
que más sabe de superdeportivos

as

Hablamos con el General Manager de Cars Gallery, toda una institución en el sector del automóvil de altas prestaciones, para conocer desde dentro un poco más este fascinante y exclusivo universo.

s

-Eres una de las personas que mejor conoce el mundo de automóvil de lujo. ¿Qué modelo recuerdas con especial emoción su presentación?

Muchos son los modelos que por una razón u otra me han sorprendido, bien por su atractivo diseño, o bien porque han aportado innovaciones en seguridad y tecnología que han mejorado la experiencia de conducción.
Pero para ser concreto te diría que en cada presentación de un nuevo modelo Ferrari percibes su innovador diseño, su avanzada tecnología y sus altísimas prestaciones, llegando a creer que es el mejor coche que jamás hayas visto, ¡insuperable! Hasta que presentan el siguiente modelo, ¡qué supera al anterior en todo! Es increíble ver como superan la excelencia.

-En tu garaje ideal, ¿qué vehículos aparcas?
Utilizo un coche distinto según el plan del día y estado de ánimo.
Para la ciudad utilizo un Fiat 500 100% eléctrico, ¡es sensacional lo bien que funciona! Es divertido, fácil de manejar por la ciudad y tiene mucha clase.
Para el fin de semana uso un SUV Maserati (Levante), pues me gusta la montaña y salgo a menudo con la familia a explorar nuevos parajes. Es confortable, seguro y tiene un punto deportivo que me hace disfrutar de su conducción.
Para gozar por carretera de curvas no hay nada mejor que ponerse al volante de un superdeportivo de la casa del “cavallino rampante”; conducir un Ferrari es una experiencia que no se puede explicar, ¡hay que vivirla! Cada modelo que sale de su fábrica transmite pasión, historia, altas prestaciones, competición, elegancia, artesanía, lujo… Infinidad de sensaciones y emociones que te abrazan cuando lo pones en marcha y oyes rugir su motor.

as


as

-¿Ha cambiado el cliente de superdeportivos durante tu larga experiencia en el sector?
Un poco sí. Antes el cliente del superdeportivo, en su gran mayoría, era un apasionado de la competición bien por hobby o bien porque había participado alguna vez en ellas cuando era más joven. Luego vino el “boom” de Fernando Alonso en la F1, y fue una locura ver la cantidad de aficionados que atrajo al mundo de la competición y al de los coches deportivos.
Ahora con las limitaciones que tenemos, sea por cuestiones medioambientales o sea por los estrictos controles de velocidad, nuestro cliente disfruta más de su superdeportivo en los circuitos y eventos especiales, y aparece otro tipo de cliente al que le apasiona más la estética y los valores de la marca que sus prestaciones.

-Siempre se ha comentado que cada marca tiene un perfil de cliente muy definido.
Intentamos trazar un perfil del cliente según la identidad y valores de cada marca, pero la realidad siempre nos sorprende, y el cliente acaba eligiendo lo que en aquel momento más le gusta.
Pero voy a responder a tu pregunta y te explico la recomendación que daríamos a alguien que no fuera apasionado de ninguna marca en concreto:
Para los que buscan sensaciones de conducción, prestaciones e imagen extrema: Ferrari y/o Lamborghini.
Para los que quieren un vehículo deportivo sin renunciar al confort y máxima elegancia: Aston Martin.
Para los que buscan en su coche confort, lujo y exclusividad: Bentley.
Para los que quieren un vehículo con carácter deportivo, confortable y elegancia sobria: Maserati.

-Lideras Cars Gallery, referente en el sector desde hace muchos años. ¿Qué os identifica?
La profesionalidad y dedicación de nuestro equipo son clave para que nuestros clientes reciban el mejor servicio y una atención personalizada. Somos como una gran familia.
Nuestras instalaciones y equipos técnicos son los mejores para atender y cuidar coches de tan alta tecnología y prestaciones.

También tenéis mucho cliente internacional, ¿qué nacionalidades destacan?
Sí, efectivamente tenemos clientes internacionales que vienen a Barcelona por la bondad de su clima, su situación geográfica y conexión con la mayoría de los aeropuertos internacionales, además de la seguridad que algunos de ellos no encuentran en sus países.
Tenemos clientes de muchos y lejanos lugares, tales como Tailandia, India, Singapur, Malasia, Chile, Colombia, México, Rusia, Líbano… A los que ofrecemos no solo la posibilidad de comprar su sueño, sino también el poder dejarlo en nuestras instalaciones para que se lo cuidemos mientras no está en la ciudad. Así siempre mantiene el coche en perfectas condiciones y a punto para cuando regrese de nuevo a Barcelona. Este servicio de “Storage”, que actualmente gestiona 25 vehículos superdeportivos, verá en breve ampliada su capacidad con 25 nuevas plazas, dadas las solicitudes que estamos recibiendo.

as

as

-La moda del SUV ha llegado también a las marcas más puristas, ¿la rentabilidad ha ganado a la exclusividad?
No solo se trata de ampliar la gama intentando buscar más rentabilidad, también podríamos hablar de ofrecer al cliente el producto que ahora demanda. Son cada vez más los clientes que buscan poder disfrutar de un vehículo deportivo haciendo partícipes de la experiencia a familia y amigos, y nada mejor que un SUV como el Aston Martin DBX, Lamborghini Urus, Maserati Levante o Bentley Bentayga, pues ofrecen una fenomenal combinación de confort, espacio, exclusividad y altas prestaciones.

-¿Por qué crees que en Barcelona no se “lucen” tanto los automóviles de lujo como en otras ciudades europeas, incluida Madrid?
Es bien sabido que los catalanes, en su gran mayoría, preferimos la discreción y evitar en lo posible ser foco de atención. Como anécdota puedo contar que el ratio de venta de Ferrari en color rojo frente a otros colores es de un 70/30 en la gran mayoría de mercados, excepto en el nuestro que es al revés: 30% rojos frente a 70% de otro color -casi siempre gris o negro-. Eso demuestra que nuestro cliente se siente más cómodo conduciendo un Ferrari que pase “desapercibido”, ajeno a las miradas.

¿¡Quién nos iba a decir que un superdeportivo iba a ser eléctrico!?
¡Así es! Ha llegado para quedarse, y todos los fabricantes están invirtiendo para desarrollar vehículos eléctricos con el máximo de prestaciones y autonomía.
El cliente de siempre es aún reacio pues echa en falta el rugir de su motor, el control del vehículo mediante la caja de cambios, la música de los escapes… Todas estas y muchas más sensaciones no las tiene un vehículo eléctrico, aunque si sus prestaciones. Es cuestión de tiempo que vayamos haciendo el cambio. La primera etapa será con los vehículos híbridos, con los que aún tienes las sensaciones del motor térmico, pero con la ayuda de un motor eléctrico que le da un extra de potencia a la vez que reduce las emisiones. Y poco a poco se incrementará la tecnología eléctrica y reducirá la de combustión, hasta que sin darnos cuenta acabe por molestarnos ver un coche que emita gases nocivos por el escape y haga ruido.

-Esta evolución eléctrica ha facilitado que empresas nuevas entren en el sector del automóvil ¿Pueden competir con las marcas históricas de este nivel?
Aún no. Y menos con la generación actual de conductores de más de 40 años por los que aún corre gasolina por sus venas.
Hemos disfrutado mucho con los triunfos en competiciones de todas estas marcas históricas, pero la generación de mis hijos busca otra cosa, como por ejemplo conectividad, ecología y practicidad, y en este segmento las marcas históricas no son punteras, son las recién aparecidas las que lideran este mercado ofreciendo a jóvenes y entusiastas del “hi-tech» productos atractivos.

as

as

-Los precios de ciertos modelos históricos o series limitadas se han disparado. ¿Hay una burbuja especulativa?
Es cierto que aproximadamente cada 10 años se produce una explosión en el mercado del vehículo clásico y los precios suben como la espuma, pues muchos inversores consideran el vehículo clásico un valor refugio. Personalmente creo que se trata de maniobras especulativas, exceptuando algunos casos en los que realmente hay mucha más demanda que oferta -dada la bajísima producción que se hizo en su día de ese modelo-, el resto de los clásicos vuelven a su precio de mercado pasada la euforia.

-¿Cada vez hay más “conductora” de vehículo de lujo?
Desafortunadamente aun es un mundo muy masculino y son pocas las mujeres que deciden comprarse un superdeportivo, ¡pero las hay! Incluso han fundado su propio club de conductoras: “Womens Super Car Club (WSCC)”, en el que realizan concentraciones, eventos, presentaciones… ¡Son muy dinámicas!

-¿Cómo crees que será el automóvil de lujo del futuro?
Creo que habrá dos tipos de automóviles en función de su utilización:
Uno será el vehículo que proporcionará movilidad, conectividad, confort y conducción autónoma. Que se utilizará en grandes ciudades o en viajes largos.
Y otro, el automóvil con prestaciones, según la elección del cliente, para uso y disfrute durante los fines de semana, fechas señaladas, circuitos y eventos especializados. 
En este segundo grupo entrarían los vehículos clásicos.

-Alguna novedad que nos puedas adelantar…
Son muchas las novedades que llegan de manos de los fabricantes de vehículos deportivos y de lujo en términos de tecnología, nuevos materiales y diseños funcionales, pero es en la “exclusividad” donde quiero resaltar el gran trabajo que están haciendo por mantener sus productos en lo más alto de la pirámide aspiracional, provocando en usuarios y futuros clientes un extremo deseo de pertenencia.

as

as

Volver al inicio

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar